Thursday, May 5, 2011

Huerta orgánica en mi balcón

Este es mi primer intento de cuidar una huerta orgánica. Mi amiga Lisa tiene en su jardín una variedad enorme de plantas, en algunas ocasiones ha cosechado hasta pepinos. Desde hace tiempo siento ganas de tener mis propios condimentos, pero dos cosas me detenían la primera tenía que ver con el espacio físico, el único lugar disponible es el balcón, no lo veía muy viable y la segunda mi falta de habilidad para mantener vivas plantas y peces.... esta segunda es vital.

Hace unas semanas miraba un reportaje del programa Fantástico que pasan en la red brasilera Globo, fue un reportaje inspirador, muchas personas buscando alimentos orgánicos han plantado sus huertas en espacios reducidos con suceso. Me sentí motivadísima pedí algunos consejos a mi amiga Lisa y salí de compras en búsqueda de maceteros, semillas, plantas pequeñas, tierra con abono etc etc. Descubrí que los nuevos maceteros no necesitan de personas esclavizadas en medir la humedad de la tierra y lo más importante son a prueba de inexpertos...como yo.


Creo (firmemente) que la comida recién preparada le gana la jugada 5 a 0 a la comida congelada, por eso, a pesar de no ser una experta chef, o simplemente no tener ningún tipo de iniciativa en la cocina me esmero por preparar para mi familia y para mí comidas desde cero (from scratch). Ahora, como consigo hacer estas preparaciones que con tres paladares, edades, actividades y lo peor niveles de flexibilidad desiguales no se conviertan en algo aburrido, desabrido y no tome más de una hora al día.... tengo un paso a paso infalible....


Primero: colocarse un delantal maravilloso de Anthropologie, si este delantal no es suficiente para inspirar un plato innovador pase al segundo punto...Segundo: servirme una copa de vino... es instantáneo, el primer bocado de vino me dice claramente cual será el menú del día... algunos días me dicen....arroz dulce y camarones a la María Estuardo (recetas y sellos de mi madre adorada)... o talvez espaguetti mediterráneo (receta de mi amiga Erika obtenida y afinada de uno de nuestros lugares favoritos en Recife hace 5 años... Café Pomodoro), o talvez tortilla española (receta y clase teórico-práctica con mi amiga Yolanda)... o talvez carne asada en mi súper parrilla de interiores (mis padres la compraron para mi en un viaje a Argentina y casi se ha convertido en parte de la familia con nombre y apellido legalizado)... o talvez risotto con camarón (receta de Kiko mi amigo y chef favorito, dueño del restaurante It en Recife)....y así los sabores y recuerdos aparecen y los platos van tomando forma...


Desde que inicié mi huerta orgánica he adicionado el paso tres, Tercero: corte una de sus hiervas orgánicas, huélalas, cierre sus ojos e imagínese lo que servirá en su mesa......


Este nuevo paso me provocó preparar tilapia con espaguetti en salsa de vino y tomates frescos....mmmhhhh es tan deliciosa esta receta que no puedo describirla, la tilapia se deshace en la boca y combinada con el aroma y sabor del basil/albahaca cosechado en ese instante de mi mini huerta y la salsa de vino y tomates frescos....un suceso. El aroma del orégano fresco es maravilloso, sólo de olerlo se me antojo colocar pan de forma en una fuente refractaria, aceite de oliva, sal pimienta, rodajas de tomate, alcaparras, queso cheddar blanco, orégano picado y queso parmigiano rallado para dar un extra sabor y finalmente al horno hasta derretir el queso.... sin palabras, solo emociones de satisfacción.. por supuesto por mi huerta orgánica.


Ahora que lo pienso, como es difícil preparar alimentos frescos, tengo que aplicar mis conocimientos fashion, convertirme en bebedora oficial de vino, cosechar mis propias hiervas... y todavía mantener la balanza contenta....

No comments:

Post a Comment

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...